Emilio Ahuir, que acaba de terminar su voluntariado en el comedor Santiago Masarnau de Madrid, nos cuenta su testimonio:

«Llega otra vez el viernes. Pero esta vez no hay patatas que pelar ni conversaciones que me alegren la mañana. Desde el martes 1 estoy en Valencia, mi tierra.

Como fray José Manuel González Durán, responsable de voluntariado de ARCORES, nos dijo en la reunión de formación: «No solo estamos cortando tomates, estamos ayudando a cientos de personas a que puedan comer, al menos ese día».

Mi voluntariado ha sido corto, tan solo unos meses, un día a la semana, pero me ha aportado mucho. Es cierto que cuando ayudas recibes más de lo que das. Aunque yo solo me he dedicado a pelar patatas y cebollas, y no he estado abajo entregando las bolsas de comida a las personas necesitadas, sentía que estaba ayudándoles de manera invisible.

Pero también sentía que lo que hacía me ayudaba a mí mismo. Siendo de Valencia, al vivir en Madrid ha habido momentos que me he sentido muy solo y me ha ayudado mucho pasar la mañana llorando cortando cebollas o tomates mientras hablaba y reía con Maria Esther, Águeda y Paz. Las conversaciones con Maria Esther me han aportado mucho. Es una mujer con gran espiritualidad y humanidad y transmite serenidad.

Me alegro de haber formado parte de este grupo que se preocupa por los que no tienen qué comer, y van más allá de dar una limosna. Saludos para Montse y también para nuestro cocinero Mateo.

Mañana, día 25 de mayo, es el día de África. Por esta razón, desde ARCORES os invitamos a firmar este manifiesto por la dignidad para las personas migrantes, que REDES, plataforma de la que formamos parte, está difundiendo. Este manifiesto tiene por objetivo que se reconozcan los derechos fundamentales de los migrantes y apoyar sus reivindicaciones en materia de derechos humanos, regulación, vivienda y empleo digno.

Además, con motivo del día del continente africano, desde hoy y hasta el 29 de mayo, os recomendamos visitar una exposición de artistas africanos contemporáneos en la calle Laurel, 6 de Madrid (metro Embajadores).