Durante este mes de abril, ARCORES ha presentado varios proyectos en Chota (Perú) a la población beneficiaria. Por una parte, un equipo viajó a Alicón para explicar el proyecto de agua potable para esta comunidad rural, financiado por el Gobierno de la Rioja, a la vez que se capacitó a la población local sobre el correcto lavado de manos y se les ofreció mascarillas y alcohol en gel.

El Gobierno de La Rioja también está financiando la construcción de sistemas de agua potable para 67 familias en Sexe, cuyas obras comenzarán en los próximos días, y para la comunidad de Pingobamba (Chota). En este lugar, ya se ha construido el reservorio de 30 metros y las obras están en ejecución. Al igual que en los otros pueblos, ARCORES también dio charlas de formación en buenos hábitos de salud y reunió a la población para explicarles los avances de las obras.

Por otra parte, se presentó el proyecto de cocinas mejoradas para 75 familias en El Socorro. Tanto estas instalaciones como las de La Unión y de Shotorco-Rambrampata están financiadas por la Diputación de Guadalajara de España. En Nuevo Oriente de Tacabamba comenzarán las obras este lunes para instalar las cocinas mejoradas pronto, gracias a la donación de las Obras Misionales Pontificias de La Rioja.

El 17 de marzo, el equipo de ARCORES Perú, compuesto por el jefe de proyectos Miguel, las enfermeras Margarita y Rocío, el maestro de obra José Herrera y sus tres ayudantes se desplazó hasta el caserío de Nuevo Oriente, comunidad de Tacabamba, para visitar casa por casa y tomar las medidas necesarias para las chimeneas de las cocinas que pronto serán construidas en 76 hogares. Esta era la segunda visita después de haber hecho el 13 de enero la presentación del programa de cocinas mejoradas en dicha comunidad. El proyecto cuenta con la ayuda de las Obras Misionales Pontificias de La Rioja.

Después de haber recorrido las 75 casas en compañía de los habitantes del lugar para ver el estado de sus cocinas y tomar medidas de la chimenea, tuvieron la reunión con la comunidad para darles las charlas de cuidado del medio ambiente, vivienda saludable, uso y mantenimiento de cocina mejorada y enfoque de género. Al término de dicho encuentro, y en medio de un fuerte aguacero, el equipo volvió a Chota.

Tres casas de ancianos no estaban incluidas en el proyecto, pero ARCORES decidió ponerle sus cocinas. En las próximas dos semanas, si las lluvias no lo impiden, se transportarán los materiales de ladrillos, planchas de hierro, chimeneas, cemento y varillas de hierro. Posteriormente, hacia primeros de abril, los maestros de obra y los albañiles concluirán los trabajos, como regalo de Pascua para esta comunidad campesina.

Por unos cuantos meses el nombre del pequeño poblado de Llasavilca (Cajamarca, Perú) estuvo en la negociación de varias empresas españolas con la Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ARCORES. El motivo fue para encontrar el mejor lugar para construir un invernadero en Perú. Se trataba del trabajo en equipo de la Fundación ITER, la Universidad Politécnica de Madrid y ARCORES. El beneficiado sería Fermín Monteza, un campesino dueño del terreno de Llasavilca.

Empezar con el trabajo tomó un tiempo. Y se hizo por etapas. Sobre, ello, Ángel Herrán, presidente de ARCORES Perú, explica: «El 30 de abril de 2019 llegó de España Paco Alonso, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid para constatar in situ la conveniencia o no de instalar el invernadero. Visto el terreno que le presentamos y la garantía de ARCORES le pareció bien la propuesta y la presentó en España. Y fue aceptada por la Fundación ITER». Luego llegaron Laura López Cortijo y Laura López Herreros, dos ingenieras alumnas de la Universidad Politécnica de Madrid, para dirigir el trabajo e instalar la infraestructura del invernadero.

Las dos ingenieras han hecho un trabajo magnífico. No solo se han dedicado al invernadero, sino que han sabido hacerse querer por los vecinos del pueblo de Llasavilca. Igualmente, sin descuidar su trabajo, han colaborado con los frailes de la comunidad de Santa Mónica de Chota. La obra se terminó en febrero de 2020 y se entregó inmediatamente a Fermín Monteza, el primer beneficiado de este proyecto que pretende continuar. Él y su familia fueron capacitados para seguir con la administración del invernadero. Los pimientos y los tomates ya estaban crecidos esperando madurar y ofrecer sus primeros frutos.

La inauguración se hizo al estilo peruano: la bendición, romper la botella de champagne, el discurso de agradecimiento y la comida. La bendición estuvo a cargo del obispo prelado de Chota, Mons. Fortunato Pablo Urcey, quien estuvo arropado por la comunidad de religiosos agustinos recoletos de Chota. Hoy el invernadero ya muestra sus frutos. Deliciosos tomates y pimientos que son apreciados por los vecinos del pueblo de Llasavilca y de Chota.

El equipo de ARCORES Perú inauguró y bendijo el pasado 19 de junio las nuevas 56 cocinas mejoradas instaladas en la comunidad de La Jayua, en Cutervo (Perú). El equipo fue recibido por las autoridades y personas de la comunidad, que esperaban con alegría a todos los responsables de ARCORES.

Una vez celebrada la eucaristía de acción de gracias, como pidió la comunidad, se desarrolló el programa previsto para la inauguración. Las autoridades, el presidente de la obra, el agente municipal y el teniente gobernador agradecieron la labor de la Red Solidaria Internacional en su comunidad. Por parte de ARCORES dirigieron unas palabras a la comunidad la contadora, el maestro de obra, el responsable de proyectos y el presidente.

Lo más notable de la celebración fue la bonita participación de los alumnos, quienes declamaron cuatro poesías y posteriormente representaron un pequeño teatro en el que mostraron la forma antigua de cocinar en tulpas y el adelanto que constituye las cocinas mejoradas instaladas por ARCORES. Fue un ejemplo práctico y muy bien representado por los niños.

La obra se ha llevado a cabo con la ayuda de ARCORES España y el Ayuntamiento de Arnedo, así como por ARCORES Perú. El proyecto ha tenido un coste total de S./52.310.00.

El Gobierno de La Rioja aportará 75.260 euros a ARCORES España para el desarrollo del proyecto de mejora de la salud de las comunidades campesinas de Surumayo, en Chota (Perú). El Gobierno riojano ha hecho oficial su donación a ARCORES en la publicación del BOR el 26 de diciembre.

El proyecto, que comenzará en enero de 2019 y se extenderá hasta diciembre de 2019, cambiará las condiciones de vida de 516 personas; en total más de 120 familias que se verán beneficiadas del sistema de agua que ARCORES España construirá en Surumayo. Las nuevas instalaciones proporcionará agua continuada, suficiente y salubre.

Dado que las familias de Surumayo tienen unos ingresos muy escasos, el acceso a este sistema será asequible a todas las familias con un coste muy bajo. El coste total del proyecto será de 108.631 euros.