La celebración, el pasado 1 de septiembre, de la Jornada de Oración por el Cuidado de la Creación y el comienzo, el mismo día, del Tiempo de la Creación, que se extenderá hasta el próximo el 4 de octubre, es el marco temporal en el que se engloba el lanzamiento de una nueva etapa de la Campaña “Si cuidas en planeta, combates la pobreza” que, desde 2015, está llevando a cabo el grupo de organizaciones católicas aunadas bajo el nombre común de Enlázate por la Justicia.

La Campaña “Si cuidas el planeta, combates la pobreza” nació aprovechando el interés estratégico de las seis organizaciones que participaban entonces en Enlázate por la Justicia (Caritas, CEDIS, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES), sobre la temática de el cuidado de la creación, con el impulso que supuso la encíclica papal Laudato Si’. “Contribuir a la transformación del actual modelo de desarrollo injusto, insolidario e insostenible y a la construcción de una ciudadanía global y solidaria, consciente de la necesidad del cuidado del planeta y dispuesta al cambio de hábitos y prioridades” fue el leitmotif inicial y sigue siendo el motor del trabajo de las entidades participantes cinco años después.

Ahora, sin abandonar su sentido inicial, y tras varias etapas en el desarrollo de la Campaña, dichas entidades han acordado prorrogar unos meses más su trabajo conjunto para seguir sensibilizando sobre los valores y principios de Laudato Si’, para que la importancia del mensaje contenido en la Encíclica siga permeando en la sociedad, en la Iglesia y en sus propias organizaciones, integrando en esta nueva etapa la interrelación directa entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la pandemia de la Covid-19 que sufre el mundo desde comienzos de año.

UNA DOBLE CRISIS AGUDIZADA POR UNA PANDEMIA

En pleno año Laudato Si’ (2020-2021) convocado por el Papa con motivo del quinto aniversario de la Encíclica, la situación que vive el mundo con las consecuencias del coronavirus hace necesario, más que nunca, ahondar en sus mensajes.

Tal y como nos dice el texto pontificio, vivimos en un mundo en crisis, una crisis con dos caras: humana/social y ambiental. Y la Covid-19 ha impactado en nuestras vidas agudizando esta crisis.

La manera de enfrentar sus consecuencias está aumentando la desigualdad. Y, aunque la vertiente social es muy grave (paro, aumento de la pobreza, aumento de la brecha digital), y debemos afrontarla, no podemos olvidar su segunda vertiente, la ambiental, que se va a ver perjudicada de inmediato (ya lo está siendo) por las medidas que se han adoptado, se están adoptando y se adoptarán para combatir la pandemia y su impacto en la economía y en la sociedad.

Corremos el riesgo, ante necesidades más apremiantes, de que muchas de las iniciativas ambientales que se podían estar gestando, o poniendo en marcha a comienzos de año, sean abandonadas para salvar la economía, o sean consideradas menos necesarias y “caras” en tiempos de crisis económica y recesión.

Reconocemos con optimismo la decisión de la Unión Europea de promover una salida a la crisis económica construyendo lo que ha denominado la Europa Verde (a la que el Gobierno de España se une) pero, dadas las anteriores experiencias, y dado el carácter de voluntariedad de la mayoría de las medidas, es importante que renovemos nuestro compromiso en apoyar y proponer una forma de avanzar que valore la justicia y los derechos humanos y que coloque la vida por encima del lucro. Se debe tomar la crisis del coronavirus como una oportunidad para iniciar una transición justa, así como para introducir un nuevo sistema económico que esté primero al servicio de las personas y del planeta.

Con este contexto, la prórroga que va a llevar a cabo Enlázate por la Justicia con su Campaña “Si cuidas el planeta, combates la pobreza” va a concentrar sus líneas de incidencia en torno a tres temas, coincidentes, a su vez, con varios hitos marcados por el Vaticano para este año:

  1. Tiempo de la Creación – Casa común
  2. Reinventar el pacto educativo global – Futuro común
  3. La economía de Francisco – Bien común
PRIMER TEMA, EL TIEMPO DE LA CREACIÓN

La celebración mundial del Tiempo de la Creación comenzó en 1989 con el reconocimiento por parte del Patriarcado Ecuménico de la Jornada Mundial de Oración por la Creación. Desde entonces, cada año sigue tomando más fuerza en las diferentes confesiones religiosas, siendo un momento oportuno para transitar por los caminos ecuménicos.

Este año, desde el 1 de septiembre al 4 de octubre, se nos ofrece en el Tiempo de la Creación, un espacio para reflexionar sobre la relación integral entre el descanso para la tierra y las formas de vida ecológicas, económicas, sociales y políticas. Este año en particular, la necesidad de sistemas justos y sostenibles ha sido revelada por los efectos de largo alcance de la pandemia mundial de la Covid-19. El lema elegido para este tiempo es “Jubileo por la Tierra: Nuevos ritmos, nueva esperanza”.

El pueblo de Israel, en la antigüedad, contemplaba el jubileo como un tiempo especial para toda la creación, fruto de la sabiduría de la experiencia y la conexión con todos los seres vivos: “Declarareis santo el año cincuenta, y proclamaréis en la tierra liberación para todos sus habitantes. Será para vosotros un jubileo” (Levítico 25, 10). Permitían la restauración de los sistemas de la tierra y la recuperación de un equilibrio primordial para la sana existencia.

CELEBRA LA CREACIÓN

Vivimos un tiempo oportuno para la esperanza y la acción, ambas actitudes necesitan complementarse y entrar en una sinergia que posibilite mirar toda vida con respeto, sin olvidar el compromiso oportuno para que toda vida sea posible.

Durante el Tiempo de la Creación somos invitados a unirnos como una sola familia desde una vinculación en la fe, desde la certeza de un origen común, desde la invitación a cuidar la creación y la casa común, en este año en el que un diminuto virus ha trastocado casi toda nuestra vida y ha puesto ante nuestros ojos la ineludible realidad del daño que estamos provocando a nuestra madre la Tierra.

La propuesta de un jubileo por la Tierra significa comenzar a pagar la deuda que tenemos con ella, porque la hemos explotado sin ningún tipo de reparo, perjudicando toda vida, especialmente a los más vulnerables.

Desde Enlázate por la Justicia proponemos que, este tiempo de reflexión, el primero de los tres incluidos en la prórroga de nuestra Campaña, sea un tiempo de oración, de profundización y de acciones concretas.

Para ello, hemos puesto en marcha una serie de acciones, desde el cambio de hábitos personales y comunitarios hasta un gesto en redes sociales, para multiplicar el mensaje.

  • Realizar un gesto en redes sociales: subir a las redes sociales, con la etiqueta #TiempodelaCreación, una foto o frases por la liberación, restauración, redención y cancelación de la deuda con la Tierra.
  • Medir la contribución a la ecología integral con los Objetivos Laudato Si’ (OLS).
  • Cambiar los hábitos de vida, con algunas propuestas concretas para empezar ya mismo.
  • Contar los avances personales en el cuidado de la Creación.

Todas se encuentran en la página web de la Campaña:

www.enlazateporlajusticia.org/jubileotierra

 

Porque desde Enlázate por la Justicia reconocemos que es urgente, en medio de la pandemia en la que aún nos encontramos, ponernos en camino hacia un mundo más sostenible y justo. Porque la antigua normalidad nos ha revelado lo inviable que es la vida si no cambiamos nuestros hábitos cotidianos.

#tiempodelacreación

#cuidaplanetacombatepobreza

Siguiendo las palabras del Papa Francisco, este mes celebramos el ‘Tiempo de Creación’. Por ese motivo, en ARCORES España apostamos por la oración para y por la Creación y por la realización de acciones medioambientales que nos ayuden a realizar nuestra conversión ecológica. Aprovecharemos este tiempo para celebrar la vida, rezar y tomar partido en el cuidado del planeta mediante acciones concretas.

Nuestro compromiso con el medioambiente nos acompaña desde nuestros inicios, años atrás. En la página web de ARCORES Internacional dispones de una guía practica, tanto para parroquias como para comunidades religiosas, creada en la Jornada de Corazón solidario de 2019: Cambia tu vida, no tu planeta.

Además, en ARCORES España proponemos ir más allá. Te invitamos a sumarte a Enlázate por la Justicia, el proyecto incluido en la campaña  ‘Si cuidas el Planeta, combates la Pobreza’ del que formamos parte. Desde esta plataforma os invitamos a trabajar los objetivos Laudato Si’ (OLS) en este tiempo dedicado al cuidado de la Creación. Puedes encontrarlos en su web, donde, además se nos insta a realizar al menos un cambio en nuestro estilo de vida y compartirlo.

Para hacerlo solo tienes que seguir los siguientes pasos:

a)Escríbelo en un cartel, tómate una foto y súbela a tus redes sociales con #TiempodelaCreación; puedes enviarla también a info@enlazateporlajusticia.org.

b)Cuéntanos tu experiencia en el padlet que aparece al final de la web de los OLS.

ANGEL HERRAN

El día 8 de septiembre se celebra el Día del Cooperante en España, en honor, según reza la AECID, «a los y las profesionales que trabajan por el desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza junto a las poblaciones más vulnerables del planeta». Esta descripción encaja igualmente para la figura del misionero, considerados cooperantes por dicha institución.

Por ese motivo, para ARCORES España, este día es motivo de júbilo, orgullo y, sobre todo agradecimiento a todos los misioneros y misioneras de la Familia Agustina Recoleta que dan su vida por los demás en todos los rincones del mundo.

Asimismo, nos gustaría acercar más, si cabe, la labor del cooperante y misionero. Para ello, hemos hablado con Ángel Herrán, responsable de ARCORES Perú y misionero en el país andino desde hace más de cuatro décadas. Él nos da las claves de cómo debe ser el trabajo del cooperante.

Para Herrán, el cooperante tiene que «venir también a aprender» de las personas a las que va a ayudar con sus conocimientos, «que aprendan muchas cosas de esta gente que es sencilla, la hospitalidad, la acogida… la alegría en medio de su pobreza», insiste el padre.

La Fundación Lealtad ha concedido su sello certificado de ONG Acreditada a ARCORES España. La Red Solidaria Internacional ha superado el proceso de la Fundación para obtener este reconocimiento, que acredita a ARCORES España como una organización trasparente y acorde a sus ideales.

El sello de ONG Acreditada de la Fundación Lealtad es un distintivo único en España que identifica a las ONG que cumplen íntegramente los 9 Principios de Transparencia y Buenas Prácticas. Su objetivo es reforzar la confianza de los donantes en las ONG y contribuir a que su donación sea eficaz. La acreditación de la Fundación Lealtad parte de un análisis que solicitan voluntariamente las propias organizaciones y que comprende más de 40 indicadores.

La Fundación Lealtad acredita a asociaciones y fundaciones de acción social, cooperación al desarrollo, ayuda humanitaria, investigación científica asociada a la salud y/o medioambiente. Son entidades de diverso tamaño que desarrollan proyectos de atención a la infancia, mujeres, personas con discapacidad, inmigrantes y refugiados, personas mayores, etc. Trabajan en diferentes ámbitos como la salud, la educación, la integración laboral y el voluntariado, entre otros.

Para ARCORES España, este sello certificado aporta un valor diferencial como entidad comprometida con los estándares de gestión más exigentes. Te ayudará a trasladar tu compromiso con la transparencia y a lograr más apoyos y aprovechar nuevas oportunidades. Asimismo, para los donantes aporta claridad y un plus de confianza para donar a las ONG. Además, da respuesta a las expectativas actuales de la sociedad marcadas por unos mayores niveles de exigencia sobre la transparencia y el funcionamiento de las ONG.

La asamblea de socios de ARCORES España aprobó este jueves el plan estratégico de la Asociación para el período 2020-2022. Los socios ordinarios y colaboradores se reunieron de forma virtual para celebrar la asamblea en la que además se aprobaron la memoria de cuentas y la memoria de actividades de 2019.

El documento de plan estratégico cuenta con cuatro objetivos principales, que van acompañados de metas e indicadores para alcanzarlos. Los objetivos son: impulsar el cumplimiento de los ODS -especialmente los puntos relativos a pobreza extrema, salud básica, educación, acceso al agua, protección de la infancia y acción por el clima-; promover la conversión personal e institucional para construir un mundo de paz, justicia y bienestar; consolidar la Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ARCORES; y conseguir la sostenibilidad económica e institucional al servicio de la misión.

La asamblea también votó favorable a la memoria de cuentas, que en 2019 dejó un balance de cero euros. Los gastos y los ingresos fueron idénticos el pasado año: 926.712,63 euros. En este sentido, el tesorero de la entidad, Javier Ojeda, explicó el origen y destino de los fondos recibidos y entregados. Asimismo, se aprobó la memoria de actividades de ARCORES España que recoge lo relativo a socios, voluntarios, apadrinamientos, proyectos sociales y labor en las delegaciones de la asociación durante 2019.

La asamblea estaba prevista que fuera celebrada el 14 de marzo de forma presencial en Madrid, pero tuvo que ser suspendida por las medidas de prevención contra el coronavirus. Finalmente se decidió celebrarla de forma virtual.

El nuevo informe “Conecta Pobreza” de la campaña ‘Enlázate por la Justicia’ recuerda que la industria textil es la segunda más contaminante del mundo después de la petrolífera. Este informe cierra un ciclo de cinco estudios que han analizado el impacto de nuestros hábitos de consumo y estilos de vida en el planeta y en la vida de las personas y que en plena crisis del Covid-19 urge abordar.

Ante la próxima celebración del Día Mundial del Medio Ambiente y en pleno 5º Aniversario de Laudato si’ e inicio del Año Laudato si’, las organizaciones católicas de ENLÁZATE POR LA JUSTICIA presentan su último informe y culminan el ciclo “Conecta Pobreza” con el que desde hace más de un año analizan en profundidad cómo afecta al planeta y a las personas nuestros hábitos de consumo y estilos de vida como son el agua, los alimentos, los teléfonos móviles, y los transportes y la energía y que, en plena crisis de la Covid-19 urgen abordarse.

En esta ocasión se analiza la industria de la moda, destacando que es la segunda más contaminante del mundo después de la petrolífera. El algodón utiliza el 10% de todos los pesticidas que afectan al planeta y el 2,4% de las superficies cultivables. Confeccionar unos pantalones vaqueros requiere 7.500 litros de agua y el 20% de los tóxicos que se vierten al agua proceden de la industria textil.

Estos son algunos de los datos recogidos en el nuevo y último informe “Conecta Pobreza” de la campaña “Si Cuidas el Planeta, Combates la Pobreza liderada por «Enlázate por la Justicia» –Cáritas, CEDIS, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES (Red de Entidades para el  Desarrollo Solidario)—, en el que se analizan los impactos sociales y ambientales del sector textil a través de las cinco etapas del ciclo de vida de la ropa, constituido por la extracción de materias primas, la producción de tejidos y su confección, el transporte, el consumo y residuos generados.

Tal y como resalta el número 203 de Laudato si’, “el consumismo obsesivo es el reflejo subjetivo del paradigma tecnoeconómico“. Esto es así porque “el mercado tiende a crear un mecanismo consumista compulsivo para colocar sus productos” y”las personas terminan sumergidas en la vorágine de las compras y gastos innecesarios.”. Como si de una denuncia profética se tratara, advierte en el punto 204 que “la obsesión por un estilo de vida consumista, sobre todo cuando sólo unos pocos puedan sostenerlo, sólo podrá provocar violencia y destrucción recíproca” para recomendar en el punto 215 “prestar atención a la belleza y amarla nos ayuda a salir del pragmatismo utilitarista”.

Costes sociales y ambientales

El 80% del personal laboral en la industria textil son mujeres. Suelen comenzar el trabajo con catorce años, tienen jornadas de trabajo entre 12 y 14 horas y con suerte disponen de un día libre a la semana o una semana de vacaciones al año. Sus sueldos no permiten cubrir las necesidades básicas y además se exponen al riesgo de sufrir distintas afecciones de salud por el uso de los tintes utilizados en los procesos de confección.

Bangladesh junto con la India y Camboya son los mayores exportadores de textil del mundo. La consecuencia de esta deslocalización de la producción, desde el punto de vista medioambiental, es el incremento en los requerimientos del transporte, lo que supone un aumento de las infraestructuras y de la contaminación, haciendo que por ejemplo, las camisetas que llegan cada día para su venta en la UE recorran un camino que las lleva a pasar hasta por siete países emitiendo millones de toneladas de CO2 en el transporte de las mismas.

Además, el modelo de “moda rápida” que ofrece el sector, favorece cambios constantes de colecciones a bajos precios y alienta a comprar y desechar ropa frecuentemente. Es un negocio que incentiva un consumismo de necesidades desproporcionadas, haciendo que compremos hasta 13 veces al año y que el 40% de lo que compramos no lleguemos a utilizarlo nunca.

Por último, este modo de consumo de moda aumenta la generación de residuos. En España, cada persona se desprende de siete kilos de ropa por año, lo que supone el 10-15% de los residuos de los vertederos.

Soluciones existentes

Desde “Enlázate por la justicia” se recurre a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, promovidos por la Agenda 2030, que son un llamamiento a la ciudadanía, empresas y gobiernos para que tomen medidas que permitan acabar con la pobreza, proteger el medio ambiente y garantizar una vida plena y de paz a todas las personas. En concreto nos invita a centrar nuestra mirada en los Objetivos 12, 13 y 15. ODS 12: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles. En primer lugar, para lograr crecimiento económico y desarrollo sostenible, es urgente reducir la huella ecológica mediante un cambio en los métodos de producción y consumo de bienes y recursos. El consumo responsable en el sector de la moda es indispensable para no agotar ni dilapidar los recursos del planeta y contribuir a una mayor justicia social. ODS 13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. El sector textil tiene un rol principal, sobre todo enfocado en los procesos de producción y distribución, ya que representa un 8% de las emisiones globales, emite tanto CO2 como Rusia. Por eso, es importante el reconocimiento del sector de su responsabilidad y una declaración sobre su trabajo para revertir la situación actual y planificar un futuro realmente sostenible. ODS 15: Enfocado al uso sostenible de recursos naturales frente al incorrecto uso del suelo y la consiguiente pérdida de biodiversidad. La degradación del suelo debido a la deforestación, a la sobre explotación y a una mala gestión de los residuos y vertidos, continúa en ascenso. El sector privado y en concreto el sector textil, juega un papel protagonista para alcanzar este objetivo, no solo impactando sobre ecosistemas y hábitats terrestres en las operaciones de la empresa, sino también respetando la normativa medioambiental de los países en los que opera e integrando la conservación de la diversidad biológica en su estrategia de negocio.

Además de otros marcos legales y de sellos de comercio justo que certifican que ciertos productos se elaboraron de acuerdo con algunos principios sociales o ambientales, la Directiva europea de residuos impulsa la transición hacia una economía circular que potencie la competitividad global de la UE, el crecimiento económico sostenible y genere empleo.

La economía circular, inspirada en el modelo cíclico de la naturaleza, es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad y el cuidado medioambiental y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales, los recursos y materias primas, se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, reduciendo así al mínimo la generación de residuos, frente a la economía lineal, basada en el “usar y tirar” (extracción, fabricación, utilización y eliminación).

Las Agustinas Recoletas Contemplativas de Kenia ya están trabajando con el nuevo vehículo para el transporte de agua, adquirido gracias a la colaboración de ARCORES España. La Red Solidaria Internacional apoyó económicamente el proyecto de las religiosas con el envío de 3.000 euros. Con esta aportación y los fondos propios de la Federación de conventos de Agustinas Recoletas de España se ha conseguido la compra de la furgoneta que, desde hace algunas semanas, se encarga del transporte de agua del pozo de las monjas a los beneficiarios.

Una vez las Agustinas Recoletas descubrieron el pozo de agua y comenzaron su extracción, iniciaron un proceso para hacer llegar el líquido a un precio reducido a las personas más vulnerables. El servicio de distribución de agua a Machakos y a Nairobi empezó siendo una vez a la semana y se hacía en el propio vehículo del convento que las monjas utilizan para las compras semanales y para su propio trasporte al médico, a realizar gestiones, etc.

No tardó mucho en aumentar el ritmo de distribución a dos veces por semana y ya en 2019 casi todos los días se hacían transportes, algunos días hasta 6 ó 7 viajes. El vehículo del convento es un vehículo robusto, pero la carga de bidones de agua que soporta en cada viaje y el estado de las carreteras keniatas fueron deteriorando su mecánica.

En junio de 2019, las Monjas Agustinas Recoletas realizaron una solicitud de ayuda para la compra de un camión que facilitara las labores. El precio definitivo del vehículo -de segunda mano- fue en torno a 19.500 euros.

La furgoneta está haciendo su servicio desde diciembre de 2019, aunque todavía a esa fecha necesitaba unos hierros dentro para que las garrafas del agua no golpeen en las curvas y vayan más seguras en el transporte. Gracias al acondicionamiento de esta furgoneta, las monjas han podido compatibilizar el transporte de los packs de agua embotellada, con el trasporte de los voluntarios y las tareas propias del convento.

Actualmente, a causa de la cuarentena decretada en Kenya por la pandemia del COVID19, las monjas están distribuyendo muy poca agua. Solo se hace para los encargos que se reciben de entidades con el permiso del gobierno. Sin embargo, las monjas han incrementado la distribución de agua gratuita en Wote, tanto de personas que se acercan a buscarla, como utilizando el remolque con depósito.

La Semana Laudato Si’, es una celebración de una semana en honor de la encíclica del Papa Francisco sobre la ecología y el cambio climático, que tendrá lugar del 16 al 24 de este mes, de forma virtual. El Papa Francisco ha animado a los fieles a participar en la Semana Laudato Si’ a través de un mensaje de video.

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano invita a los católicos a participar en esta semana que «inaugura un camino de transformación de un año de duración, a medida que atravesamos la crisis del momento actual, rezando, reflexionando y preparándonos juntos para un mundo mejor en el futuro».

Las enseñanzas de la encíclica están particularmente vigentes en el contexto del coronavirus, que ha paralizado muchas regiones del mundo. La encíclica Laudato Si’ ofrece una visión para construir un mundo más justo y sostenible.

Como destacada colaboradora de esta iniciativa global, la red «Enlázate por la Justicia» -de la que ARCORES España forma parte- invita a todas las personas a acompañarnos junto con los católicos de todo el mundo mientras atravesamos esta crisis y construimos juntos un mundo mejor.

Durante el último año, «Enlázate por la Justicia» ha mantenido sus espacios de reflexión y celebración conjunta y ha promovido los valores y principios de la encíclica Laudato Si’, destacando las conexiones entre nuestros hábitos de vida y la degradación producida tanto a nivel ambiental como social, especialmente su impacto en la vida de las comunidades más empobrecidas. Al mismo tiempo hemos conectado con la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) para celebrar conjuntamente los eventos del Sínodo para la Amazonía, apoyando la denuncia de las comunidades de esta región en 13 casos de vulneración de sus derechos humanos. Durante la Semana Laudato Si’, «Enlázate por la Justicia» continuará su liderazgo en ecología integral.

Todos los católicos están invitados a participar, del 16 al 24 de mayo, en cursos de capacitación interactivos y talleres en línea. La Semana Laudato Si’ terminará el domingo 24 de mayo, con un día mundial de oración al mediodía, hora local.

Desde«EnlázateporlaJusticia» estamos experimentando en estapandemiadelCovid19 nuestra fragilidad, interconexión e interdependencia. El sufrimiento que hoy nos afecta a unas personas, mañana afectará a otras y, por ello, también debemos compartir los conocimientos, recursos y medios para reforzar los lazos de cooperación universal que manifiestan la fortaleza de nuestra conexión. El resurgimiento de unos países debe ser esperanza futura para otros si ejercemos la solidaridad. El tema de la Semana Laudato Si’ es «todo está conectado». En su mensaje de video, el Papa Francisco pidió a los católicos que pensemos en el futuro de nuestra casa común:

«¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo? Motivadoporestapregunta,quisierainvitarlosaparticiparenlaSemana LaudatoSi’del16al24de mayo de 2020. Es una campaña global en ocasión del quinto aniversario de la carta encíclica Laudato Si’ sobre el cuidado de la casa común. Renuevo mi llamado urgente a responder a la crisis ecológica. El clamor de la Tierra y el clamor de los pobres no dan para más. Cuidemos la creación, don de nuestro buen Dios Creador. Celebremos juntos la Semana Laudato Si’. Que Dios los bendiga y no se olviden de rezar por mí».

La Semana Laudato Si’ está auspiciada por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano y liderada por un grupo de colaboradores católicos. Más información en LaudatoSiWeek.org/es

 

El centro de acogida e integración social Santiago Masarnau ha sido la segunda obra social beneficiada por la campaña ‘Red de Solidaridad contra el coronavirus’. ARCORES España ha entregado una ayuda de 900 euros al centro -perteneciente a la Sociedad de San Vicente de Paul- para la compra de alimentos de mayo.

La entidad, perteneciente a REDES, está ubicada en el barrio madrileño de El Batán. El centro ofrece servicios y talleres para la integración sociolaboral, así como atención básica. Entre sus funcionalidades cuenta con un comedor social que ofrece servicio de desayuno, de comida y bolsas de cena. La media anual es de algo más de 200 personas solo en el servicio de comidas. Cuando comenzó el estado de alarma en España, el centro siguió repartiendo comidas, preparadas en bandejas higiénicas que se entregan para llevar a los beneficiarios. El servicio se ha podido mantener gracias a voluntarios del centro que se ofrecieron a seguir prestando el servicio, preparando las bandejas cerradas y entregándolas.

El centro se sostiene para dar de comer con donaciones de alimentos entre otros del Banco Alimentos, que ahora no da abasto. Otra fuente regular es la recaudación mensual de la asociación de «La Medalla Milagrosa» que llevan Hijas de la Caridad y al que pertenecen muchas señoras mayores. Este grupo ya en marzo no recaudó porque están en sus casas confinadas. En abril tampoco y no se sabe si en mayo podrán hacerlo.

El resultado es que están previendo un creciente número de usuarios por el alargamiento del confinamiento y carecen de la entrada regular de la Medalla Milagrosa. La media de gasto alimentario en productos que hay que comprar porque no se reciben de donaciones, principalmente carne y pescado congelados, es unos 900 euros mensuales.

Por este motivo, ARCORES España ha considerado necesario apoyar al centro de la Sociedad de San Vicente de Paul con lo recaudado en la campaña de donaciones por el coronavirus. Asimismo, ARCORES estudiará continuar la ayuda en junio y julio para que el comedor tenga cómo seguir dando de comer sin depender necesariamente de otras aportaciones.

El programa de atención Integral a adolescentes embarazadas, que ARCORES desarrolla en Bajos de Haina (República Dominicana) con la financiación del Ilustre Colegio Oficial de médicos de Madrid, continúa atendiendo durante el toque de queda a más de 20 adolescentes embarazadas en situaciones de precariedad social y familiar.

El proyecto está realizando  seguimiento via telefónica a las embarazadas inscritas, y está poniendo especial dedicación en que las embarazadas se protejan y protejan a su entorno familiar de contagios por el coronavirus. La Dra. Belquis y su equipo han elaborado unas sencillas fichas a tal efecto y las han distribuido a las chicas via telefónica acompañadas de un seguimiento y recordatorio al respecto.

También les han sido dadas instrucciones para que, en caso de necesidad, acudan a un hospital público por algún dolor o inconveniente, ya que el Dispensario médico San Agustín de Bajos de Haina, donde se desarrolla el proyecto, está cerrado por orden del gobierno.

Está situación de confinamiento y paralización de la actividad económica también está repercutiendo gravemente en estas chicas y sus bebés.  En su mayoría son chicas de entornos familiares pobres, en los que la comida se ha de buscar en las calles diariamente, mediante el trabajo informal. Para paliar esta situación de escasez de alimentos en las casas, el proyecto ha hecho una distribución de bolsas de comida con las que pueden disponer de la alimentación básica.La entrega se realizó los días 31 marzo y 1 abril y fue realizada por un equipo de voluntarios coordinado por el responsable del proyecto, el agustino recoleto Cruz Echeverría.

Fichas repartidas a las adolescentes embarazadas