En el Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, la Red Solidaria Internacional defiende los derechos del niño.

Cada año, el 4 de junio se conmemora el Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión. Se celebra desde el 19 de agosto de 1982. En ese año, la Asamblea General de las Naciones Unidas convocó a una sesión de emergencia sobre Palestina.

Esta iniciativa surgió debido al enorme número de niños palestinos y libaneses inocentes víctimas de actos de agresión en Israel; y la cual buscaba acabar con la agresión que sufren los niños de todo el mundo.

Por ello, los Centros Esperanza y el Programa Internacional de Educación reafirman el compromiso de ARCORES por amparar a los niños, niñas y adolescentes.

Centros Esperanza, una oportunidad para cada niño

Centros esperanza por los derechos del niñoLos Centros Esperanza constituyen espacios de contención y prevención de los menores que viven en pleno Amazonas brasileña, una sociedad machista y violenta. Allí los niños no cuentan con acceso a una educación de calidad, espacios de ocio y oportunidades de empleo digno a futuro.

Con esta situación, los niños y niñas de Lábrea, Tapauá y Pauiní -como el resto de los niños de la extensa región amazónica brasileña-, quedan expuestos a la violencia intrafamiliar y social. Esta condición,  los coloca en alto riesgo de agresiones sexuales, explotación laboral, captación por las bandas y la delincuencia.

Los Centros Esperanza llevan años evitando en los niños y niñas de la región brasileña estos graves riesgos. Esto lo consiguen mediante la posibilidad de que no estén en la calle mientras que no están en la escuela. En lugar de eso, pueden acudir al centro donde realizan con otros niños actividades de refuerzo escolar; talleres de actividades artísticas de artesanía, bordado, instrumentos musicales; talleres de orientación profesional en ebanistería, metalurgia, etc; actividades de recreo o de cultivo de la interioridad y espiritualidad.

La sociedad que les rodea viola los derechos de los infantes; por ello, los centros ofrecen espacios que permitan al menor crecer en un contexto de oportunidades, sano y libre. Todo con acciones sencillas y cotidianas. De este modo, siguiendo los valores agustinianos, dan calor y cercanía a niños indefensos y expuestos a una cruel realidad.

La educación de calidad al alcance de todos es una de las bases de la filosofía de ARCORES.

Educación por la defensa de los derechos del niñoLa Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta, junto con la Provincia Nuestra Señora de la Candelaria, ha puesto en marcha en 2018 un programa. El mismo consiste en garantizar la educación de calidad de niños en entornos sociales de pobreza. Entre los países beneficiados por el programa se encuentran: Sierra Leona, Venezuela, Colombia, Ecuador y Guatemala.

Con el objetivo de que perdure en el tiempo, esta iniciativa nace para promocionar la educación de calidad para los más vulnerables en los lugares donde la familia agustino recoleta está presente.

Esta iniciativa conjuga dos prioridades estratégicas de la Red Solidaria
Internacional ARCORES: la promoción de los derechos de la infancia y la
educación. Lo que la hace un motor imprescindible para la promoción humana y la
transformación social.

 

HAREN ALDE es una Organización No Gubernamental para el Desarrollo (ONGD) perteneciente a la Familia Agustino-Recoleta. Desde 1992 expresa el compromiso de esta familia religiosa en el servicio a los empobrecidos, la justicia y la solidaridad.

Cerca de 2.000 personas practican la solidaridad como socios, padrinos o voluntarios y movilizan sus entornos a través de actividades de
divulgación y captación de fondos.

En sus 25 años de historia se han llevado a cabo más de 300 proyectos de desarrollo en una docena de países; con cofinanciadores públicos y privados se han destinado alrededor de 23 millones de euros en áreas como agua y saneamiento, educacion, salud, infraestructuras y vivienda, reordenación social y liderazgo comunitario, educación para el desarrollo, defensa y sensibilización de los Derechos Humanos…

La participación social siempre ha sido importante, junto con actores como la coordinadora REDES y campañas como Enlázate por la Justicia.

REFLEXIÓN

«Con nuestro testimonio de comunidad viva y abierta a lo que nos manda el Señor, a través del soplo de su Espíritu, podremos responder a las necesidades de cada persona con el mismo amor con el que Dios nos ha amado” (Francisco).

El Capítulo hace una llamada a organizar nuestra vida de tal modo que del encuentro con Cristo y la contemplación, surjan el amor que lleva a la comunión fraterna y “arrebata a los hermanos en el servicio de la predicación evangélica” (…) Sólo así vamos a ver y tocar las heridas de Cristo y nos sentiremos interpelados por las heridas de la Humanidad. Sólo así podremos salir a las periferias para curar y curarnos» (PVM, 1).

Por el trabajo, el religioso provee a su subsistencia, se perfecciona a sí mismo, se une y sirve a sus hermanos, practica la caridad y coopera al desarrollo de la creación divina (Constituciones, 53).