El centro de acogida e integración social Santiago Masarnau ha sido la segunda obra social beneficiada por la campaña ‘Red de Solidaridad contra el coronavirus’. ARCORES España ha entregado una ayuda de 900 euros al centro -perteneciente a la Sociedad de San Vicente de Paul- para la compra de alimentos de mayo.

La entidad, perteneciente a REDES, está ubicada en el barrio madrileño de El Batán. El centro ofrece servicios y talleres para la integración sociolaboral, así como atención básica. Entre sus funcionalidades cuenta con un comedor social que ofrece servicio de desayuno, de comida y bolsas de cena. La media anual es de algo más de 200 personas solo en el servicio de comidas. Cuando comenzó el estado de alarma en España, el centro siguió repartiendo comidas, preparadas en bandejas higiénicas que se entregan para llevar a los beneficiarios. El servicio se ha podido mantener gracias a voluntarios del centro que se ofrecieron a seguir prestando el servicio, preparando las bandejas cerradas y entregándolas.

El centro se sostiene para dar de comer con donaciones de alimentos entre otros del Banco Alimentos, que ahora no da abasto. Otra fuente regular es la recaudación mensual de la asociación de «La Medalla Milagrosa» que llevan Hijas de la Caridad y al que pertenecen muchas señoras mayores. Este grupo ya en marzo no recaudó porque están en sus casas confinadas. En abril tampoco y no se sabe si en mayo podrán hacerlo.

El resultado es que están previendo un creciente número de usuarios por el alargamiento del confinamiento y carecen de la entrada regular de la Medalla Milagrosa. La media de gasto alimentario en productos que hay que comprar porque no se reciben de donaciones, principalmente carne y pescado congelados, es unos 900 euros mensuales.

Por este motivo, ARCORES España ha considerado necesario apoyar al centro de la Sociedad de San Vicente de Paul con lo recaudado en la campaña de donaciones por el coronavirus. Asimismo, ARCORES estudiará continuar la ayuda en junio y julio para que el comedor tenga cómo seguir dando de comer sin depender necesariamente de otras aportaciones.

ARCORES España participó en el acto institucional del Colegio de Abogados de Málaga con motivo de la celebración del Día Internacional de los Derechos del Niño. La Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta fue invitada al acto como entidad sin ánimo de lucro. Ambas instituciones colaboran en el proyecto del Lar Santa Mónica, de ARCORES en Fortaleza (Brasil).

Reunidos en el patio central de la sede del Colegio de Abogados de Málaga, los asistentes leyeron artículos de la Convención de los Derechos del Niño, haciendo hincapié en la importancia de los juristas, y de los letrados en particular, para que se garanticen y se protejan los derechos de los niños en todo el mundo.

Tras la lectura del articulado de la Convención se ha celebrado una mesa redonda con la participación de ARCORES y África Directo, quienes han explicado su trabajo en relación a la protección de los derechos de la infancia. Javier Sánchez, director ejecutivo de ARCORES, mostró la realidad de las niñas de Fortaleza y explicó el trabajo que realizan los Agustinos Recoletos en el Lar Santa Mónica.

El Ayuntamiento de Aldaia (Valencia) ha colaborado con el programa «Unidos con Venezuela» que lleva a cabo ARCORES en el país. El consistorio valenciano concedió 18.688,44 euros de ayuda pública para las 30 obras sociales del programa, que abarcan educación, alimentación y asistencia médica en 15 ciudades distintas del país.

El deterioro de la situación alimentaria, nutricional y de salud en Venezuela se viene profundizando desde el año 2014 cuando los indicadores de alimentación, nutrición y salud han exhibido cifras nunca antes vistas en Venezuela, con el surgimiento de fenómenos que expresan situaciones extremas de inseguridad alimentaria y hambre en toda la población, en especial en los grupos vulnerables. Por este motivo, la familia agustino recoleta se unió en 2016 para crear el programa de emergencia «Unidos con Venezuela», que pretendía unir fuerzas para atender las enormes carencias de la población venezolana.

Desde entonces, ARCORES Venezuela, con el apoyo entre otros de ARCORES España, ha ampliado su labor social en el país, aumentando el número de obras sociales gracias a la colaboración económica del exterior y el compromiso de toda la familia agustino recoleta. La ayuda económica del Ayuntamiento de Aldaia refuerza el plan de ayuda en Venezuela.

La subvención concedida ha sido destinada a la compra de comida, elaboración de la comida en las «ollas solidarias», reparto de la comida a la población, realización de consultas médicas por parte de los médicos, compra y distribución de medicinas, y adquisición y reparo de material escolar. Todo ello se ha llevado a cabo en San Felipe (estado Yaracuy), La Victoria (estado Aragua), El Limón (estado Aragua), Los Teques (estado Miranda), Maracaibo (estado Zulia), Barquisimeto (estado Lara), Maracay (estado Aragua), Coro (estado Falcón), La Pastora (Distrito Capital), Comunidades Atapirire, Múcura y Boca del Pao (estado Anzoátegui), Tamare (estado Zulia), Las Mercedes (Distrito Capital), Palmira (estado Táchira), Bello Monte (Distrito Capital) y Ciudad Ojeda (estado Zulia).

Asimismo, como parte del proyecto, se llevará a cabo próximamente una actividad de sensibilización en Aldaia sobre el proyecto de ARCORES, dirigida a todo tipo de público y en colaboración con el Ayuntamiento.

El presidente de ARCORES España, Simón Puertas, participó el pasado sábado en el I Encuentro de presidentes de la Coordinadora de ONG de Castilla y León, que tuvo lugar en Valladolid. Junto a otras 19 organizaciones sin ánimo de lucro, ARCORES España compartió su experiencia y su labor en España y en el mundo.

En el encuentro, Simón Puertas dio a conocer el trabajo que se está haciendo. Asimismo, pudo conocer las líneas de trabajo que se están llevando a cabo en la coordinadora, sobre todo en lo referido a la elaboración de un plan regional de Educación para la Ciudadanía Global.

Además, fue presentado el estudio de las ONGD de la Coordinadora, que en el ámbito regional está permitiendo trabajar con las administraciones de cara a lograr mejores convocatorias de ayudas y a ser reconocidos como interlocutores en temas relacionados con la cooperación al desarrollo.

Las redes agustinas recoletas ARCORES y EDUCAR han puesto en marcha un ambicioso plan de protección del menor durante este año en los diez centros educativos agustinos recoletos de España

Dentro de su compromiso con la educación y la formación de los menores, la Orden de Agustinos Recoletos ha presentado este viernes el Plan de Protección del Menor que ha comenzado a implantarse en los diez centros educativos agustinos recoletos de España. La Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ARCORES y la Red Educativa Internacional Agustino Recoleta EDUCAR han desarrollado este ambicioso plan que pretende crear en sus centros espacios seguros.

En un encuentro informativo en el Colegio Agustiniano de Madrid, el consejero general de la Orden de Agustinos Recoletos y presidente de ARCORES y EDUCAR, P. Antonio Carrón, ha afirmado que este plan “busca dar un paso más en la educación integral que ofrecemos a nuestros alumnos”. En este sentido, Carrón ha asegurado que, incluso el Papa Francisco en su última exhortación Christus Vivit, ha pedido trabajar en esta línea y “hacer autocrítica”.

El objetivo del Plan de Protección del Menor es implantar la cultura del buen trato en la comunidad educativa. De esta forma, se busca incrementar la concienciación en los alumnos, las familias y el personal de los centros para que sean capaces todos de prevenir de forma efectiva los posibles casos de maltrato o abuso en las aulas o fuera de ellas.

El Plan es un proyecto sistematizado; un proceso que incluye formación y educación en el buen trato. Para ello, se trabaja en red entre ARCORES, EDUCAR y todos los centros educativos, así como con otras organizaciones como el Centro de Protección de Menores de la Universidad Pontificia Gregoriana, que se encarga de la formación.

El proyecto se dirige a toda la comunidad educativa: alumnos, familias y personal del centro. Aproximadamente 9.000 alumnos, 6.000 familias y 500 docentes y no docentes, recibirán formación sobre protección y derechos de menores.

Asimismo, esta iniciativa incluye la creación de estructuras, identificación de riesgos y protocolos de protección en el entorno escolar. En todos los centros educativos se creará una comisión de protección del menor que estará formada por un coordinador y representantes de alumnos, padres y personal del centro.

El plan ha comenzado a implantarse en España y, una vez concluido y analizado, se extenderá a los 22 países en los que está presente la familia agustino recoleta. En España, el plan se ha empezado a trabajar en los centros agustinos recoletos de Madrid, Valladolid, Zaragoza, Guadalajara (dos centros), Granada (tres centros) y Chiclana de la Frontera (Cádiz). En la Residencia Agustiniana de Salamanca, el proyecto solo se implantará para el personal ya que solo hay trato con algunos menores hasta que cumplen la mayoría de edad.

El proyecto se encuentra en la primera de tres fases. Hasta el momento se ha formado al 100% del personal de los centros, al 70% de los alumnos y al 50% de las familias, y se ha completado la mitad de la formación para los coordinadores de la comisión de protección.

Lino Iglesias, coordinador del proyecto, ha explicado que era necesario “abordar este asunto de forma profesional” y que se intenta dotar de herramientas para proteger y prevenir el ciberbulling u otro tipo de abusos.

También ha intervenido P. Manuel Beaumont, director del Colegio Agustiniano, quien ha expuesto los avances en su centro -han sido formadas familias y personal- y ha asegurado que “el colegio está comprometido en esta protección”.

La ONG La Esperanza de Lodosa, vinculada a la familia agustino recoleta, se ha convertido en nuevo socio ordinario de ARCORES España. Así lo decidieron los socios de la asociación el pasado sábado en su asamblea ordinaria celebrada en la Parroquia Nuestra Señora de Loreto, en Madrid.

De esta forma la ONG La Esperanza se convierte en el séptimo socio ordinario junto a la Provincia San Nicolás de Tolentino, la Provincia Santo Tomás de Villanueva, la Provincia Nuestra Señora de la Candelaria, las Misioneras Agustinas Recoletas, la Fraternidad Seglar Agustino Recoleta, las Juventudes Agustino Recoletas y la ONG AyudaFortaleza.

Asimismo fue aprobada la nueva conformación de la Junta directiva en la que pasan a formar parte Javier Ojeda Izquierdo como tesorero y Maricela Valles como vocal representante de la Fraternidad Seglar Agustino Recoleta.

Los socios aprobaron además la memoria económica y la memoria de actividades de ARCORES España en 2018. Ambas serán publicadas próximamente. En la asamblea, en la que participaron más de una treintena de personas, se establecieron las altas y bajas de la asociación, estableciendo en 124 el número de socios colaboradores, siete socios ordinarios y 1223 donantes y padrinos.

En la línea del plan de acción, se animó a los socios de ARCORES a activar la acción social de la familia agustino recoleta en España, a promover la actividad de las delegaciones, a hacer nuevos socios, a promover el voluntariado internacional de ARCORES y a participar más activamente en la transformación social a partir del cuidado del medioambiente.

La labor de la Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ARCORES en Brasil y Venezuela será fortalecida gracias a la ayuda económica que el Ayuntamiento de Valladolid ha realizado a ARCORES España. En total, el consistorio ha aprobado la concesión de cerca de 16.000 euros para dos proyectos en Brasil y Venezuela.

Por un lado, ha concedido 7.693 euros para las microacciones de apoyo al desarrollo humano que ARCORES Brasil realiza con las comunidades urbanas, ribereñas e indígenas del río Purús, en Papapúa (Brasil). El objetivo de este proyecto es favorecer el desarrollo de las comunidades cercanas al río Amazonas a través de formación. En total 7.240 personas se verán beneficiadas con este proyecto.

En Venezuela, la donación del Ayuntamiento de Valladolid permitirá garantizar la continuidad de las ollas comunitarias que realiza ARCORES Venezuela en Los Teques y que atiende más de 600 personas. Para esto, el consistorio aporta 8.273 euros.

El Gobierno de La Rioja aportará 75.260 euros a ARCORES España para el desarrollo del proyecto de mejora de la salud de las comunidades campesinas de Surumayo, en Chota (Perú). El Gobierno riojano ha hecho oficial su donación a ARCORES en la publicación del BOR el 26 de diciembre.

El proyecto, que comenzará en enero de 2019 y se extenderá hasta diciembre de 2019, cambiará las condiciones de vida de 516 personas; en total más de 120 familias que se verán beneficiadas del sistema de agua que ARCORES España construirá en Surumayo. Las nuevas instalaciones proporcionará agua continuada, suficiente y salubre.

Dado que las familias de Surumayo tienen unos ingresos muy escasos, el acceso a este sistema será asequible a todas las familias con un coste muy bajo. El coste total del proyecto será de 108.631 euros.

El Ayuntamiento de Pamplona ha concedido 29.596 euros a ARCORES España en su convocatoria anual para proyectos de cooperación internacional al desarrollo. La aportación será destinada íntegramente para la construcción de diez baños de obra en diez de los hogares y seis fosas sépticas conectadas a doce hogares para la depuración de aguas negras, dentro del proyecto del barrio «Terra Solidária» en Lábrea (Brasil).

Esta nueva donación del Ayuntamiento de Pamplona permite continuar con el macroproyecto de agua y saneamiento para 103 hogares incluidos dentro del programa de casas comunitarias de Lábrea (Amazonas, Brasil). Estas casas se han entregado previamente a familias sin recursos o en situación de infravivienda, dentro de un amplio programa social de asistencia integral que incluye aspectos educativos, de prevención sanitaria, cuidado de los mayores y de los menores, mantenimiento de la vivienda y empoderamiento de la comunidad local mediante el asociacionismo.

El nuevo proyecto ha dotado a este barrio de nuevas redes completas de agua potable y de saneamiento. La primera fase, con la captación, almacenamiento, potabilización y distribución de agua por nuevas redes ya ha sido completada. Ahora mismo, con la ayuda de financiadores como el Ayuntamiento de Pamplona, se procede a realizar la segunda fase, que contempla las redes de saneamiento y los baños.

La construcción de los baños y las fosas sépticas comenzó a principios de enero y concluirá a final de 2019. Con esto, ARCORES España y el Ayuntamiento de Pamplona verán reducidas las incidencias de enfermedades infecciosas y parasitarias. En total 12 familias brasileñas de Lábrea se verán beneficiadas con esta nueva fase del macroproyecto de agua y saneamiento.

El Ayuntamiento de Arnedo ha concedido dos ayudas económicas de más de 6.000 euros cada una para la labor de ARCORES en el Lar Santa Mónica, en Brasil, y en Chota, Perú. La alcaldía del municipio de La Rioja ha aprobado dos subvenciones que tendrá a cerca de 800 niñas y familias de estos lugares como beneficiarias.

El primero de los proyectos trabajará por mejorar los recursos psicosociales del Lar Santa Mónica, que atiende y da hogar a niñas menores de edad en riesgo de violencia sexual en Fortaleza (Brasil). Para esto, el Ayuntamiento de Arnedo ha aportado en total 6.295 euros.

En Perú, ARCORES trabaja en la construcción de cocinas mejoradas en las comunidades de Pampa Grande y La Jayua, en Chota. En estos lugares, las familias viven en casas con condiciones insalubres. Sus cocinas están hechas con barro y otros materiales. Las cocinas mejoradas incluyen todo lo necesario para que sus alimentos sean cocinados de forma segura y saludable. El Ayuntamiento de Arnedo ha donado para ello 6.475 euros.