Aranda de Duero apoya la creación de cocinas mejoradas en Perú

El Ayuntamiento de Aranda de Duero (Burgos) ha concedido una ayuda económica de 6.974,10 euros a ARCORES España para la construcción de cocinas mejoradas en la comunidad de Tendal, Perú. El proyecto, que tendrá continuidad en la región de Chota gracias a esta concesión, tiene como objetivo la promoción de viviendas saludables y el desarrollo conocimientos para el auto cuidado de la salud en las familias.

La comunidad de Tendal es una comunidad campesina del ámbito rural, con cultura tradicional andina y crecimiento de capas medias con patrones culturales arraigados. Pertenecen al Distrito de Anguia, que se encuentra en el estrato de mayor pobreza del país, teniendo ingresos económicos por debajo del salario mínimo vital.

Sus viviendas son construidas a base de barro y se componen de una sola pieza, existiendo hacinamiento, donde lo habilitan para su dormitorio, almacén (con parte de la cosecha de sus productos), crianza de cuyes, cocina y comedor. Los hogares no cuentan con los servicios básicos mínimos de higiene y saneamiento.

Por ello, es necesario facilitar nuevas cocinas que mejoren la alimentación además de la higiene, reduciendo así la posibilidad de transmitir enfermedades. Las cocinas mejoradas apoyadas por el Consistorio de Aranda de Duero, garantizan unas condiciones óptimas de salubridad en las casas de los ciudadanos de esta aldea.

Asimismo, se desarrollarán acciones de acompañamiento, promoción, capacitación y educación en higiene y salud básica, saneamiento, vivienda saludable, cuidado del medio ambiente y alimentación dirigidas a los beneficiarios de la comunidad y a la Junta administradora de los servicios de saneamiento, con las que adquirirán conocimientos que mejorarán su calidad de vida.

En el proyecto participarán desde el primer momento los mismos beneficiarios, aportando la mano de obra y materiales. Se propiciará además la participación de la mujer en todo el proyecto sin diferenciar las actividades por sexo. Al facilitar la integración de la mujer en todas las actividades, se evitará la sobre carga de las labores por roles tradicionales, distribuyendo equitativamente los trabajos.

Para el presidente de ARCORES Perú, el agustino recoleto Ángel Herranz, se trata de una noticia «positiva». «Es una comunidad muy distante; de Chota a Tacabamba en la actualidad hay hora y tres cuartos de camioneta y luego para allá serán aproximadamente dos horas más. Pero me alegro por ellos, los ‘desterrados en el valle de lágrimas'».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *