El Ayuntamiento de Valladolid, dentro de su convocatoria de subvenciones a proyectos de acción humanitaria 2021, apoya con 7.534,18 euros, las ollas solidarias en el estado de Zulia, dentro del proyecto «Unidos con Venezuela», que ARCORES comenzó en 2017 y que sigue vigente en la actualidad.

El programa tiene como fin garantizar el acceso a la alimentación y la lucha contra la desnutrición infantil en Venezuela, como respuesta a la profunda y prolongada crisis que sufre el país desde 2014, y que se ha visto agravada por la pandemia de la covid-19, desembocando en un alto porcentaje de casos de desnutrición, tanto en población adulta como infantil.

El proyecto beneficiará a 1.136 personas, de las cuales 551 son niños y jóvenes y 585 son adultos, y se desarrollará en Ciudad Ojeda y Maracaibo, en seis de las obras sociales de la familia Agustina Recoleta en Venezuela.

 

El consistorio de Valladolid ayudará a la población venezolana con 7.905,60 euros, a través de ollas solidarias. El proyecto tiene como fin garantizar el acceso a la alimentación y la lucha contra la desnutrición infantil, como respuesta a la profunda y prolongada crisis que sufre el país desde 2014, desembocando en un alto porcentaje de casos de desnutrición tanto en población adulta como infantil.

El proyecto se desarrollará hasta enero de 2021 y beneficiará a 1.077 personas, de las cuales 492 son niños y jóvenes y 585 son adultos de las ciudades de Tamare y Maracaibo, en el estado de Zulia. El programa se enmarca dentro del Programa «Unidos con Venezuela», que comenzó ARCORES en otoño del 2017 y que sigue vigente en la actualidad.

Las personas responsables en cada iglesia y parroquia serán las encargadas de comprar los alimentos necesarios para poder garantizar una alimentación sana y equilibrada a las personas en situación de vulnerabilidad y/o desnutrición. Esta compra de alimentos se realiza cuando existe abastecimiento en las tiendas. Por la situación que vive Venezuela, es complicado encontrar tiendas que estén abastecidas todos los días.

Tras la compra de alimentos, varias personas se encargan de cocinar y adecuar la alimentación a una dieta sana y equilibrada en nutrientes y vitaminas para mejorar la situación alimenticia que viven las personas que son atendidas en estas ollas solidarias. Normalmente cada persona trae su recipiente para ser llenado con la comida elaborada en cada olla solidaria. El seguimiento y acompañamiento del proyecto lo realizan los Agustinos Recoletos junto con ARCORES España y ARCORES Venezuela.