El 17 de marzo, el equipo de ARCORES Perú, compuesto por el jefe de proyectos Miguel, las enfermeras Margarita y Rocío, el maestro de obra José Herrera y sus tres ayudantes se desplazó hasta el caserío de Nuevo Oriente, comunidad de Tacabamba, para visitar casa por casa y tomar las medidas necesarias para las chimeneas de las cocinas que pronto serán construidas en 76 hogares. Esta era la segunda visita después de haber hecho el 13 de enero la presentación del programa de cocinas mejoradas en dicha comunidad. El proyecto cuenta con la ayuda de las Obras Misionales Pontificias de La Rioja.

Después de haber recorrido las 75 casas en compañía de los habitantes del lugar para ver el estado de sus cocinas y tomar medidas de la chimenea, tuvieron la reunión con la comunidad para darles las charlas de cuidado del medio ambiente, vivienda saludable, uso y mantenimiento de cocina mejorada y enfoque de género. Al término de dicho encuentro, y en medio de un fuerte aguacero, el equipo volvió a Chota.

Tres casas de ancianos no estaban incluidas en el proyecto, pero ARCORES decidió ponerle sus cocinas. En las próximas dos semanas, si las lluvias no lo impiden, se transportarán los materiales de ladrillos, planchas de hierro, chimeneas, cemento y varillas de hierro. Posteriormente, hacia primeros de abril, los maestros de obra y los albañiles concluirán los trabajos, como regalo de Pascua para esta comunidad campesina.