La Comunidad de Madrid ha destinado 99.911 € para el proyecto de cooperación al desarrollo  ‘Construcción de cocinas mejoradas en las comunidades campesinas de Tambillo, Hornopampa, La Palma, Huallangate y Licayate en Perú, para promover viviendas saludables y desarrollar conocimientos para el auto cuidado de la salud en las familias’. Además, se realizarán formaciones para mejorar los hábitos de higiene y salud y promover la igualdad de género entre las personas beneficiarias. 

Este proyecto tiene como objetivo contribuir a la mejora de la salud, del medio ambiente y a la igualdad de género de la población de Perú, mediante la construcción de cocinas mejoradas para 506 familias. La intervención tendrá lugar en varias comunidades de  las provincias de Chota y Cutervo, en la región de Cajamarca, Perú. Este proyecto se desarrollará con un enfoque múltiple, integrando acciones de construcción en las viviendas con acciones de capacitación y formación.

En lo relativo a la mejora de la habitabilidad de los hogares intervenidos, el objetivo es disminuir la prevalencia de enfermedades respiratorias, pulmonares, oculares, así como cuidar del medio ambiente. Estas cocinas tendrán registro oficial de la SENCICO, lo que avala dichas cocinas. Además, se realizarán actividades de separación de ambientes, retirando los animales menores (cuyes o conejillos de indias) fuera del espacio de la cocina y se instalarán calaminas transparentes en dichas cocinas que ayudarán a mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas y la calidad de vida de las familias.

Por otro lado, se realizarán cursos para la promoción, capacitación y educación de las familias. Estos cursos enseñarán la gestión medio-ambiental, la mejora de hábitos de higiene y salud, la igualdad de género y la apropiación del uso y cuidado de la cocina mejorada. Además, se realizará una formación específica de prevención frente al covid19. Respecto a la igualdad de género, se promoverá que los varones y las mujeres asuman roles sanos en la familia y la comunidad y tengan las mismas oportunidades para acceder a los servicios educativos y espacios de diálogo comunitarios, participación en la toma de decisiones y asuman cargos representativos.

Se propiciará la participación de la mujer en todo el proyecto sin diferenciar las actividades por sexo. Al facilitar la integración de la mujer en todas las actividades, se tendrá un impacto que evitará la sobrecarga de las labores por roles tradicionales, distribuyendo equitativamente los trabajos.

El Ayuntamiento de Guadalajara ha destinado  5.400 € para el proyecto de acción humanitaria ‘Atención integral a personas en situación de vulnerabilidad y desnutrición en 3 obras sociales de Los Teques, Venezuela’. Esta donación servirá para proporcionar al menos una ración de comida al día, cubrir gastos en educación (uniformes, material escolar, matrículas) y gastos en salud (medicinas, material de higiene). El proyecto se enmarca dentro de un programa más amplio denominado ‘Unidos con Venezuela’ que comenzó ARCORES en otoño del 2017.

Este proyecto busca garantizar el derecho humano fundamental de acceso a la alimentación y lucha contra la desnutrición infantil (ODS 2 Hambre cero), el derecho humano a la salud y bienestar (ODS 3) y el derecho humano a una educación de calidad (ODS 4) en 3 obras sociales de la familia Agustino Recoleta en Los Teques, Venezuela.

El proyecto beneficiará a 2.567 personas (adultos, niños y adolescentes, discapacitados, indigentes, madres jóvenes y solas, niños abandonados, adultos mayores en pobreza extrema, enfermos y privados de libertad) que son atendidos en el Comedor Fogón de la Divina Providencia (beneficiando a 2.500 personas al día), la Casa Abrigo Instituto Corazón de Jesús (beneficiando a 30 niños al día) y el Comedor Escolar María Briceño (siendo atendidas 35 niñas al día) durante 4 meses.

Actualmente, debido a la crisis mundial generada por la pandemia del Covid-19 y a las diferentes medidas de control para evitar el contagio asumidas por el Gobierno Nacional, las obras se han reorganizado para hacer frente a la situación y seguir prestando el apoyo a la población que  atiende. Por eso, el comedor Divina Providencia, además de elaborar y entregar comida en el espacio exterior, también está preparando ollas de comida para dos comunidades aledañas al centro que benefician a 100 personas cada una. Otra modalidad es la repartición quincenal de bolsas de comida con alimentos no perecederos a personas o familias que viven muy lejos.

 

La Mancomunidad de Montejurra, empresa pública de gestión de agua y residuos en 16 municipios de la comarca de Tierra Estella (Navarra), ha destinado 3.500€ para el proyecto de ARCORES “Garantizar el acceso a agua potable y saneamiento en el campus escolar de la comunidad rural de Kamabai, Sierra Leona”.

Este proyecto consiste en la construcción de un sistema de agua potable y saneamiento en el campus escolar de San Thomas (escuela infantil, primaria y secundaria). Gracias a este plan y la ayuda de la Mancomunidad de Montejurra, entre otros,  se podrán beneficiar 566 estudiantes y profesores y a más de 500 personas de los alrededores.

En una primera fase, se llevará a cabo la perforación del pozo para después instalar dos tanques de agua de 5000 litros a donde vaya el agua y acumularla y cuya extracción será realizada con la ayuda de un generador. El agua será repartida a todo el campus mediante tuberías llegando a los aseos y a puntos de agua mediante grifos. También se realizará el sistema de saneamiento preciso para una buena salud e higiene, llevando las aguas negras a fosas sépticas.

El proyecto se alinea con políticas internacionales y nacionales de cooperación al desarrollo y con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles ODS 6 y ODS 4.

El Ayuntamiento de Pamplona acaba de firmar un acuerdo con ARCORES para apoyar con 28.932€ el proyecto de protección a menores víctimas de violencia sexual que se lleva a cabo en el Centro LAR Santa Mónica, en la ciudad brasileña de Fortaleza.  El objetivo de esta aportación es garantizar la acogida y la atención psicosocial de las menores atendidas en este espacio.

La pobreza extrema, una sociedad demasiado permisiva, machista y sexista, un modelo caótico de familia, un sistema de protección de la infancia casi inexistente, la falta de compromiso en la aplicación de las leyes… son factores que contribuyen a mantener la violencia sexual. A lo que, además, se une la explotación sexual de niños/as y adolescentes dentro de los núcleos familiares, como un medio para cubrir las necesidades básicas.

Sólo a través del distanciamiento de los contextos de riesgo y la acogida en un centro de atención integral (física, emocional y socio-familiar) se logra, en muchos casos, proteger a las menores, garantizar sus derechos y facilitarles una serie de recursos que les permitan reinsertarse en la sociedad adecuadamente. Además, el centro LAR Santa Mónica tiene como objetivo final  lograr el retorno a su núcleo familiar de origen (siempre que no sea el contexto agresor) tras un tiempo de acompañamiento, asesoramiento de las familias y eliminación de vínculos disfuncionales.

Como ya es  tradición, el jueves 17  y el viernes 18 de diciembre tuvieron lugar las ‘Cenas Solidarias‘ en cuatro colegios de la Familia Agustina Recoleta de España EDUCAR (Colegio Agustiniano de Guadalajara, Agustiniano de Madrid, Colegio Sagrado Corazón de Guadalajara y Colegio Santo Tomás de Villanueva de Granada) con el objetivo de recaudar fondos para ARCORES, concienciar el compromiso social y pasar un rato agradable cenando. Debido a la situación provocada por la pandemia, este año no ha sido posible hacer una cena todos juntos, por lo que se ha organizado de otra manera, ¡más especial si cabe!

Las familias encargaban previamente la cena y el día de la celebración pasaban en coche a retirarla por los colegios. A los que no podían ir a por ella, se les ofrecía incluso acercarles la bolsa con la cena a sus casas.  Paralelamente, se retransmitía a través de Youtube una velada con las distintas actuaciones de alumnos.

Desde los colegios de Guadalajara Sagrado Corazón y Agustiniano, aseguran que ha sido todo un éxito: unas 260 familias participaron  con las cenas y la organización fue impecable. Los encargados de que todo saliera bien fue la comunidad JAR, comprometida con los más necesitados.

Puedes ver el vídeo íntegro de la gala aquí

 

 

El equipo de la sede de ARCORES España ha celebrado su segunda sesión de formación mirando hacia 2021. Después de la formación sobre género que tuvo lugar en junio, en esta ocasión la temática ha versado sobre los retos a los que se enfrenta ARCORES, especialmente por causa de la pandemia.

La primera parte de esta reunión, que se celebró el viernes 18 de diciembre, fue protagonizada por el Prior General Miguel Miró, quien hizo una reflexión sobre la orden y su vinculación con ARCORES y cómo debería ser ese impulso conjunto para responder a los problemas de las personas.

Por otro lado, el director de ARCORES, Javier Sánchez, presentó la Jornada de Corazón Solidario y propuso un breve tiempo de reflexión para poner en común cómo nos ha hecho sentir la pandemia de COVID19 y pensar nuevas propuestas para impulsar ARCORES hacia el futuro.

Como la sesión anterior, esta tuvo lugar a través de videoconferencia.

El proyecto ‘Garantizado el saneamiento adecuado de las familias en situación de extrema pobreza, residentes en Tierra Solidaria, Lábrea (Amazonas, Brasil)’ tiene un nuevo apoyo. El Ayuntamiento de Valladolid ha donado 13.432,40 € para construir seis baños y tres fosas sépticas en la zona.

Estas obras pretenden reducir la exposición de los residentes de las viviendas sociales de Tierra Solidaria a enfermedades infecciosas y parasitarias transmitidas por la falta de hábitos de higiene y un sistema inadecuado de eliminación de aguas. Este es un complejo residencial de 103 viviendas sociales, donde residen familias en situación de extrema pobreza

Los objetivos de desarrollo sostenible sobre los que trabaja el proyecto son:

– Fin de la pobreza: el proyecto que trata de paliar una de las condiciones básicas de desarrollo del ser humano, el saneamiento, en una población sin recursos: el contexto socio-económico de las familias de Tierra Solidaria es de mucha pobreza, infraestructuras de saneamiento públicas inexistentes y falta de hábitos de higiene integral.

– Agua limpia y saneamiento: proponemos un proyecto integral que contempla la construcción infraestructuras necesarias y seguras para el saneamiento, así como intervenciones socio-educativas a los beneficiarios procedentes de varias fuentes que los sensibiliza, les forma y compromete en la transformación de su realidad a medio y largo plazo.

– Igualdad de género: el proyecto tiene muy en cuenta el papel de la mujer en la sociedad labrense, priorizando su participación como líderes comunitarias y como madres de familia que asumen la economía doméstica y garantizan los derechos y protección de los menores y adultos mayores. La mujer es la que mayor contacto tiene con las aguas contaminadas y sufre de su escasez y falta de calidad: lava, cocina, no tiene espacios adecuados de aseo íntimo… Las mujeres residentes en Tierra solidaria son las que manifestaron la necesidad del proyecto y participarán de las acciones socio-educativas en higiene integral, poniéndolas en práctica y transmitiéndoselas a los demás componentes del sistema familiar.

– Salud y bienestar: es un proyecto con impacto directo sobre la salud, ya que reduce los focos de exposición a la contaminación y transmisión de enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2004), las enfermedades relacionadas con condiciones inadecuadas del suministro de agua, el saneamiento y la higiene representan una enorme carga para los países en desarrollo. El 88% de las enfermedades diarreicas son causadas por el suministro de agua no apta para el consumo, la falta de saneamiento e higiene. Si todas las personas tuvieran acceso a agua corriente y saneamiento regulados en su vivienda, no se perderían 1863 millones de jornadas escolares a causa de enfermedades.

– Acción por el clima: eliminar las aguas negras y los focos de contaminación del agua potable, así como la formación de la población beneficiaria en la necesidad de hacer un uso adecuado de los recursos naturales y mantener limpios los alrededores de sus viviendas, tiene un impacto medioambiental para todo el municipio de Lábrea.

La Diputación de Guadalajara ha subvencionado con 26.450 € el proyecto de construcción de cocinas mejoradas en comunidades de Perú para promover viviendas saludables y desarrollar conocimientos para el auto cuidado de la salud en las familias.

El proyecto tiene como objetivo garantizar el acceso a unas condiciones óptimas de salubridad a familias de comunidades rurales en la provincia de Chota, Perú, a través de la implementación de 204 cocinas mejoradas, 204 calaminas transparentes en el interior de la cocina y 204 microrrellenos sanitarios con el fin de potenciar viviendas.

Trabajando por el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 3, ‘Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades’, el proyecto pretende frenar la propagación de enfermedades infecciosas que se producen con frecuencia entre las familias de zonas rurales de Perú. Estas son consecuencia directa de las malas condiciones de habitabilidad en las viviendas. Al mismo tiempo, se realizarán formaciones y talleres para promover el bienestar mediante el conocimiento de hábitos saludables.

Por otro lado, gracias a la construcción de estas cocinas, se reducirá la contaminación ambiental y se tomará conciencia de la necesidad del cuidado del medio ambiente, en consonancia con el ODS 13, ‘Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos’. Todo esto se trabajará, también, con enfoque de género, fijándonos en el ODS 5, ‘Igualdad de género’, ya que se fomentará la participación activa de la mujer en todas las actividades del proyecto para conseguir su empoderamiento.

Se desarrollarán además acciones de acompañamiento, promoción, capacitación y educación en higiene y salud básica (con refuerzo en acciones preventivas y de protección frente al covid 19), saneamiento, vivienda saludable, cuidado del medio ambiente y alimentación e igualdad de género, dirigidas a los beneficiarios de las comunidades y a la Juntas administradoras de los servicios de saneamiento, quienes adquirirán conocimientos que mejorarán su calidad de vida y la de sus familias y comunidades. De esta forma, se asegura la disminución de enfermedades oculares, pulmonares, parasitarias y contagiosas, fortaleciendo las capacidades locales y la adopción de prácticas adecuadas en salud, alimentación, higiene, igualdad y cuidado del medio ambiente.

VIVIENDAS EN LAS QUE SE TRABAJA

En lo que concierne a la infraestructura de sus viviendas son construidas a base de barro y se componen de una sola habitación, utilizado para su dormitorio, almacén (con parte de la cosecha de sus productos), crianza de cuyes, cocina y comedor, lo que se traduce en hacinamiento. Los hogares no cuentan con los servicios básicos mínimos de higiene y saneamiento.

Las cocinas tradicionales de los pobladores son cuatro piedras grandes y usan como combustible leña. Éstas son muy ineficientes, ya que se aprovecha solo un 10 a 15% de su potencial energético, es por esto que producen grandes cantidades de humo, gases, y considerables partículas de ceniza que, sin una buena evacuación al exterior, llevando a grandes exposiciones de humo y a una polución intradomiciliaria que pone en riesgo la salud de la mujer rural.

Por todo ello, surge la necesidad de abordar este proyecto introduciendo un cambio en el contexto y que permite mejorar la habitabilidad de las viviendas y el saneamiento básico, que inciden en la salud de las personas (con refuerzo frente al covid19) y que mejoran integralmente la calidad de vida de la población más vulnerable.

Una vez más, y por motivo de la pandemia provocada por la COVID19, ARCORES España celebró el sábado 28 de noviembre su Asamblea General y Extraordinaria de manera virtual con una significativa presencia de socios tanto ordinarios como colaboradores, con presencia socios de distintas delegaciones: Andalucía, País Vasco, Castilla y Leon, Comunidad Valenciana, Navarra y Madrid.
Entre otras decisiones y deliberaciones, la asamblea aprobó el presupuesto y el plan de acción de 2021. ARCORES España se propone trabajar un presupuesto de 982.000 €, de los cuales 880.000 € supondrán un desembolso directo en ayudas monetarias a proyectos, lo que supone un incremento del 8% respecto a 2020.
En el plan de acción 2021, entre otras acciones se propone intensificar el trabajo con las empresas, seguir potenciando el voluntariado, estrechar la colaboración con EDUCAR, atender de forma más específica las necesidades de las parroquias en su labor de promoción de la solidaridad y la acción misionera y acrecentar el compromiso social de ARCORES en España.
La asamblea también aprobó la modificación de estatutos, por el cambio de domicilio de la sede social de ARCORES España y para adaptar mejor los fines a la labor misionera que se quiere realizar. Asimismo, se aprovechó la oportunidad para dar la bienvenida a nuevos socios y a la nueva representante de las Juventudes Agustinas Recoletas en la Junta Directiva de ARCORES España.

ARCORES San Sebastian, Cáritas y el centro de formación IKASI han firmado un convenio de colaboración para asegurar el apoyo educativo a los niños y niñas de familias en riesgo de exclusión social de la zona. Este acuerdo permitirá atender a menores, que no podían acceder a estos servicios, y ofrecerles una formación de máxima calidad, evitando, además, la segregación por la situación económica de las familias atendidas.

IKASI es una entidad educativa cuyo fin es ofrecer atención escolar especializada y terapia psicopedagógica a niños, jóvenes y padres. Esta entidad, que se encuentra en la capital guipuzcoana, tiene una relación estrecha con ARCORES desde hace años, de hecho, sus instalaciones se encuentran en la sede de ARCORES en San Sebastián.

Con este acuerdo, al que se une Cáritas, la academia se compromete a apoyar a un mínimo de seis niños y niñas al año, incluyéndolos en programas junto al resto de alumnos, sin diferencias de ningún tipo. Los beneficiarios serán escogidos por Cáritas San Sebastián, entidad que atiende a las personas sin recursos. Desde allí se derivarán los alumnos y se les ofrecerá acompañamiento -como a las familias-.

ARCORES, por su parte, además de ofrecer las instalaciones, incluirá voluntarios para apoyar en la formación y permitir así un seguimiento mucho más personalizado de cada caso.

 

SUBIR