El Ayuntamiento de Laguna de Duero apoyará la labor educativa de los misioneros agustinos recoletos en Sierra Leona. El consistoria ha concedido una ayuda económica a ARCORES España para la construcción de una escuela de secundaria de segundo ciclo en la comunidad de Kamalo, donde están presentes los religiosos.

En total, el Ayuntamiento de Laguna de Duero ha aprobado una subvención de 4.093,57 euros que permitirá la construcción del edificio en el que estudiarán 110 jóvenes estudiantes de la región, además de becar a 12 chicas jóvenes que vivirán en el campus, garantizando su educación en diferentes niveles de secundaria y fomentando así el acceso a la educación entre las chicas jóvenes.

El proyecto facilitará que los jóvenes tengan acceso al bachillerato, lo que les permitirá tener un buen futuro que garantice su inserción laboral y así no se vean abocados al desempleo o a tener que emigrar con grave riesgo para sus vidas. La escuela dispondrá de siete aulas, una sala de profesores, aseos para chicas y otros para chicos y porche.

En esta escuela los jóvenes realizarán los tres años de bachillerato que dan acceso a la universidad, provenientes de la ciudad de Kamalo y de las aldeas circundantes. Esta escuela es fuertemente demandada por los jóvenes debido a la acuciante necesidad que tienen de disponer de ella. Serán los propios Agustinos Recoletos con la ayuda de la población local y la Diócesis de Makeni quienes dirigirán y supervisarán la construcción. Para ello, se contratarán albañiles, fontaneros y carpinteros locales y se adquirirán los materiales de construcción necesarios para llevar a cabo la infraestructura. Algunos de ellos serán aportados por la propia comunidad. El funcionamiento de la nueva escuela secundaria está garantizado por la Diócesis de Makeni, las cuotas escolares y el gobierno ya que éste se encargará del pago de los salarios de los profesores.

La Fundación ITER, la ETSI Agronómica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y ARCORES España han formalizado su colaboración para la creación y puesta en marcha del primer invernadero de la Provincia de Chota, en la región de Cajamarca (Perú). Las tres instituciones trabajarán de la mano para hacer posible este invernadero, que supondrá un avance en la vida laboral y social de los chotanos.

El proyecto colaborativo entre ITER, la UPM y ARCORES consiste en la instalación y desarrollo de un invernadero de hortícolas, incluyendo la formación necesaria a la población local, a través de ARCORES Perú. El proyecto se inició en agosto de 2019 y está previsto que concluya en julio de 2020 con la primera producción del nuevo invernadero.

Actualmente, la Fundación ITER, la Escuela de Agrónomos y ARCORES Internacional trabajan en la posibilidad de ampliar el proyecto a una segunda fase, que incluiría acompañamiento, formación a jóvenes y campesinos locales, así como una potencial réplica del modelo de invernadero.

La Fundación ITER y la Universidad Politécnica de Madrid cuentan con una amplia experiencia en la promoción del desarrollo en el sector agrícola y la soberanía alimentaria a través de la donación de equipamientos, tecnología y conocimiento a entidades sociales de países empobrecidos.

ARCORES España agradece a la Fundación ITER la donación del invernadero y una planta potabilizadora que serán un modelo en la región. Asimismo, agradece a la UPM su colaboración mediante la participación directa en Chota de dos alumnas entre septiembre de 2019 y junio de 2020. Serán las responsables de la instalación del invernadero, su puesta en marcha y la formación impartida. Estas estudiantes cuentan con el acompañamiento de un profesor tutor.

El Ayuntamiento de Guadalajara ha concedido dos ayudas públicas a ARCORES España para dos proyectos de acción social en Venezuela y Brasil. Concretamente ha concedido una subvención de 2.209,74 euros para las ollas solidarias del programa Unidos con Venezuela, así como una donación de 24.867,88 euros para un proyecto de saneamiento en viviendas de familias en extrema pobreza en Tierra Solidaria (Lábrea, Brasil).

La primera de las ayudas mantiene la línea de apoyo del consistorio al programa de emergencia en Venezuela. En esta ocasión, ARCORES España garantizará con la cantidad otorgada la alimentación básica a personas en situación de vulnerabilidad y desnutrición en tres obras sociales de ARCORES Venezuela: Comedor Fogón de la Divina Providencia, la Casa Abrigo Instituto Corazón de Jesús  y el Comedor Escolar María Briceño.

Gran parte de los beneficiados son niños. De esta forma, se trabaja el segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible: el acceso a la alimentación y lucha contra la desnutrición infantil. Debido a la crisis estructural que vive el país desde el 2014, se ha identificado y registrado un alto porcentaje de casos de desnutrición tanto en población adulta como infantil.

Por otro lado, para reducir la exposición a enfermedades infecciosas y parasitarias transmitidas por la falta de hábitos de higiene y un sistema inadecuado de eliminación de aguas negras, ARCORES España facilitará un sistema de saneamiento, diseñado por Ingenieros Agronómicos de la Universidad Politécnica de Madrid, para ocho familias en situación de pobreza. Se construirán ocho baños completos y cuatro fosas sépticas.

Además, se formará y sensibilizará a los beneficiarios en higiene integral y cuidado del medio ambiente. Este proyecto forma parte de la implementación de un sistema de saneamiento que beneficiará en total a 103 viviendas. Se construirán 103 baños de obra y 52 fosas sépticas. Todas las casas tendrán un baño añadido de cemento, sumidero y fosa detrás de las casas.

Con este proyecto en Tierra Solidaria se beneficiarán 20 mujeres y 28 hombres, todos ellos procedentes de comunidades indígenas del Amazonas y que viven en situación de pobreza extrema, desempleados o con baja renta.

El Plan de Protección del Menor que ARCORES y EDUCAR llevan a cabo en los centros educativos de la familia agustino recoleta de España ha comenzado su segunda fase. Durante este año se trabajarán los últimos seis talleres y se establecerán las bases para garantizar la sostenibilidad del sistema de protección en los colegios.

En primer lugar, la segunda fase completará la formación de toda la comunidad educativa -docentes, personal no docente, alumnos y familias-, así como implementará el sistema y sus herramientas básicas. Asimismo, se diseñará un plan de formación continua que quede integrado en el curriculum educativo del centro, ademas de consolidar las estructuras y protocolos sobre protección del menor.

Esta fase ha comenzado con la realización de una sesión de formación impartida por el grupo de estudios sobre protección del menor del Centro Universitario Cardenal Cisneros. Al igual que el año anterior, los coordinadores de la comisión de protección del menor de cada centro recibirán una formación más especializada. Se trabajará a la vez en el funcionamiento de las comisiones de protección del menor en los centros. También se realizará una evaluación continua del sistema que permita identificar los resultados que se han ido consiguiendo.

Sobre el Plan de Protección del Menor

El objetivo del Plan de Protección del Menor es fomentar el buen clima escolar, tanto desde el buen trato como desde la protección y prevención. De esta forma, se busca incrementar la concienciación en los alumnos, las familias y el personal de los centros para que sean capaces todos de prevenir de forma efectiva los posibles casos de maltrato o abuso en las aulas o fuera de ellas.

El Plan es un proyecto sistematizado; un proceso que incluye formación, educación y sensibilización. Para ello, se trabaja en red entre ARCORES, EDUCAR y todos los centros educativos, así como con otras organizaciones como el Centro de Protección de Menores de la Universidad Pontificia Gregoriana, que se encarga de la formación online.

El proyecto se dirige a toda la comunidad educativa: alumnos, familias y personal del centro. Aproximadamente 9.000 alumnos, 6.000 familias y 500 docentes y no docentes, recibirán formación sobre protección y derechos de menores.

El Gobierno de La Rioja ha aprobado la concesión de una subvención de 186.675 euros a ARCORES España para la realización de un proyecto de acceso al agua potable para las comunidades rurales campesinas de Pingobamba y Chulit Bajo, en Perú. El proyecto, que se realizará a través de ARCORES Perú, reforzará además la gestión de los recursos hídricos en las organizaciones comunitarias.

El proyecto que ARCORES España y el Gobierno de la Rioja tendrá una duración de dos años. En todo este tiempo se pretende la mejora de la calidad de vida de los 1.187 habitantes de estas comunidades rurales (308 familias), asegurando su derecho al agua potable de forma aceptable y sostenible. De esta forma, ARCORES continúa trabajando en la línea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, concretamente del ODS 6.

El objetivo principal del proyecto es la formación de la comunidad. Se capacitará a las 308 familias en hábitos saludables, mantenimiento y sostenibilidad del servicio de agua y cuidado del medioambiente. Además se llevará a cabo la construcción de dos sistemas de agua potable con cloración por goteo. Asimismo, los mismos habitantes, con el apoyo del equipo de ARCORES Perú, reforestarán más de 6.000 árboles, en una acción de concienciación sobre el cuidado del medioambiente.

ARCORES España y el Gobierno de La Rioja ya han realizado con anterioridad numerosos proyectos, especialmente en Perú, y que han ayudado al desarrollo de las pequeñas comunidades y la obtención de derechos humanos para los más necesitados.

La subvención de 8.273,18 euros que el Ayuntamiento de Valladolid otorgó a ARCORES España ha permitido que 1.080 personas hayan recibido alimentación diaria en el comedor de las Agustinas Recoletas del Corazón de Jesús en Los Teques. De ellos, 120 son niños y 34 son recién nacidos que han recibido leche de fórmula y cereales nutricionales.

El proyecto de cooperación tuvo lugar desde octubre de 2018 a marzo de 2019. Durante estos meses, ARCORES España y el Ayuntamiento de Valladolid han apoyado la continuidad del programa Unidos con Venezuela, que comenzó en agosto de 2017. Desde entonces, miles de personas han sido beneficiadas con las múltiples obras sociales del ámbito educativo, alimenticio, sanitario…

La subvención del Ayuntamiento de Valladolid ha sido destinada íntegramente a la adquisición de alimentos, la elaboración de la comida y su distribución de la comida. Entre las comidas repartidas, se elaboraron y distribuyeron granos en sopa, pasta, arroz, sopas, jugos o panes.

Los beneficiarios son todas las personas que voluntariamente acuden al comedor Divina Providencia de las ARCJ, así como 80 presos recluidos en los calabozos de la Policía de Los Teques.

Con ello, se han conseguido los objetivos marcados: proveer el almuerzo a personas en situación de pobreza extrema, alimentar a niños en estado de desnutrición y en riesgo de desnutrición, dar leche de fórmula a niños recién nacidos y realizar periódicamente consultas pediátricas y de medicina interna.

El Ayuntamiento de Salamanca ha concedido una ayuda económica de 6.880,96 euros a ARCORES España para la construcción de cocinas mejoradas en las comunidades de Nuevos Aires y Granero, en Chota (Perú). El proyecto tiene como objetivo garantizar el acceso a unas condiciones óptimas de salubridad a familias de las comunidades rurales de Nuevos Aires y Granero, Perú, a través de la implementación de 66 cocinas mejoradas, 66 calaminas transparentes en el interior de la cocina y 66 microrrellenos sanitarios con el fin de potenciar viviendas saludables.

Se desarrollarán además acciones de acompañamiento, promoción, capacitación y educación en higiene y salud básica, saneamiento, vivienda saludable, cuidado del medio ambiente y alimentación dirigidas a los beneficiarios de las comunidades y a las juntas administradoras de los servicios de saneamiento, quienes adquirirán conocimientos que mejorarán su calidad de vida.  De esta forma, se asegura la disminución de enfermedades oculares, pulmonares, parasitarias y contagiosas, fortaleciendo las capacidades locales y la adopción de prácticas adecuadas en salud, alimentación, higiene y cuidado del medio ambiente.

Las comunidades de Nuevos Aires y Granero son comunidades campesinas del ámbito rural, con cultura tradicional andina y crecimiento de capas medias con patrones culturales arraigados. Pertenecen a los Distritos de Anguia y Conchán, que se encuentran en el estrato de mayor pobreza del país, teniendo ingresos económicos por debajo del salario mínimo vital.

Sus viviendas son construidas a base de barro y se componen de una sola pieza, existiendo hacinamiento, donde lo habilitan para su dormitorio, almacén (con parte de la cosecha de sus productos), crianza de cuyes, cocina y comedor. Los hogares no cuentan con los servicios básicos mínimos de higiene y saneamiento.

Por ello, es necesario facilitar nuevas cocinas que mejoren la alimentación además de la higiene, reduciendo así la posibilidad de transmitir enfermedades. Las cocinas mejoradas apoyadas por el Ayuntamiento de Salamanca, garantizan unas condiciones óptimas de salubridad en las casas de los ciudadanos de esta aldea.

En el proyecto participarán desde el primer momento los mismos beneficiarios, aportando la mano de obra y materiales. Se propiciará además la participación de la mujer en todo el proyecto sin diferenciar las actividades por sexo. Al facilitar la integración de la mujer en todas las actividades, se evitará la sobre carga de las labores por roles tradicionales, distribuyendo equitativamente los trabajos.

ARCORES España participó en el acto institucional del Colegio de Abogados de Málaga con motivo de la celebración del Día Internacional de los Derechos del Niño. La Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta fue invitada al acto como entidad sin ánimo de lucro. Ambas instituciones colaboran en el proyecto del Lar Santa Mónica, de ARCORES en Fortaleza (Brasil).

Reunidos en el patio central de la sede del Colegio de Abogados de Málaga, los asistentes leyeron artículos de la Convención de los Derechos del Niño, haciendo hincapié en la importancia de los juristas, y de los letrados en particular, para que se garanticen y se protejan los derechos de los niños en todo el mundo.

Tras la lectura del articulado de la Convención se ha celebrado una mesa redonda con la participación de ARCORES y África Directo, quienes han explicado su trabajo en relación a la protección de los derechos de la infancia. Javier Sánchez, director ejecutivo de ARCORES, mostró la realidad de las niñas de Fortaleza y explicó el trabajo que realizan los Agustinos Recoletos en el Lar Santa Mónica.

El Ayuntamiento de Aranda de Duero (Burgos) ha concedido una ayuda económica de 6.974,10 euros a ARCORES España para la construcción de cocinas mejoradas en la comunidad de Tendal, Perú. El proyecto, que tendrá continuidad en la región de Chota gracias a esta concesión, tiene como objetivo la promoción de viviendas saludables y el desarrollo conocimientos para el auto cuidado de la salud en las familias.

La comunidad de Tendal es una comunidad campesina del ámbito rural, con cultura tradicional andina y crecimiento de capas medias con patrones culturales arraigados. Pertenecen al Distrito de Anguia, que se encuentra en el estrato de mayor pobreza del país, teniendo ingresos económicos por debajo del salario mínimo vital.

Sus viviendas son construidas a base de barro y se componen de una sola pieza, existiendo hacinamiento, donde lo habilitan para su dormitorio, almacén (con parte de la cosecha de sus productos), crianza de cuyes, cocina y comedor. Los hogares no cuentan con los servicios básicos mínimos de higiene y saneamiento.

Por ello, es necesario facilitar nuevas cocinas que mejoren la alimentación además de la higiene, reduciendo así la posibilidad de transmitir enfermedades. Las cocinas mejoradas apoyadas por el Consistorio de Aranda de Duero, garantizan unas condiciones óptimas de salubridad en las casas de los ciudadanos de esta aldea.

Asimismo, se desarrollarán acciones de acompañamiento, promoción, capacitación y educación en higiene y salud básica, saneamiento, vivienda saludable, cuidado del medio ambiente y alimentación dirigidas a los beneficiarios de la comunidad y a la Junta administradora de los servicios de saneamiento, con las que adquirirán conocimientos que mejorarán su calidad de vida.

En el proyecto participarán desde el primer momento los mismos beneficiarios, aportando la mano de obra y materiales. Se propiciará además la participación de la mujer en todo el proyecto sin diferenciar las actividades por sexo. Al facilitar la integración de la mujer en todas las actividades, se evitará la sobre carga de las labores por roles tradicionales, distribuyendo equitativamente los trabajos.

Para el presidente de ARCORES Perú, el agustino recoleto Ángel Herranz, se trata de una noticia «positiva». «Es una comunidad muy distante; de Chota a Tacabamba en la actualidad hay hora y tres cuartos de camioneta y luego para allá serán aproximadamente dos horas más. Pero me alegro por ellos, los ‘desterrados en el valle de lágrimas'».

ARCORES España celebró el pasado sábado 30 de noviembre su asamblea general de socios en el Colegio Agustiniano de Madrid. Los socios colaboradores y socios ordinarios establecieron los lineamientos para la labor solidaria de ARCORES de cara al próximo año y conocieron de primera mano la labor realizada en estos meses.

Entre otras cosas, la asamblea de socios aprobó el Plan de Acción de ARCORES España para 2020, que se compone de 45 acciones de las cuales la mayoría (25) son de continuidad del plan de 2019. A estas se añaden siete nuevas acciones, siete que han sido encomendadas por ARCORES Internacional y seis que recaen directamente sobre las delegaciones territoriales. El plan abarca las áreas de proyectos, acción social, responsabilidad social corporativa, educación para el desarrollo, voluntariado, comunicación, fortalecimiento institucional, relaciones institucionales y sostenibilidad económica. Asimismo, también fue aprobado el presupuesto para 2020, que apenas se diferencia del actual que se está ejecutando en el ejercicio de 2019.

El Plan de Acción fue aprobado una vez los socios conocieron los avances del plan de 2019. El director ejecutivo, Javier Sánchez, destacó tres logos relevantes en 2019: la creación de ARCORES Internacional, las acciones sociales en España y el trabajo en red con otras entidades. Por otro lado, comenzó algunos avances positivos pero insuficientes y algunas áreas en los que se han producido escasos avances.

Además, los socios conocieron algunas de las campañas que está llevando a cabo ARCORES a nivel nacional e internacional: herencias y legados solidarios, Adviento-Navidad, Jornada de Corazón Solidario o la participación de ARCORES en la COP25.